domingo, 14 de octubre de 2018

Restauración de faros

Objetivo: mejorar los faros de mi coche, que tras 11 años ya presentan síntomas de deterioro.
Están algo amarillos y el barniz se está descamando.
Veamos:





 Primero preparo la zona para trabajar y no dañar la pintura.



Seguidamente inicio el proceso de lijado con diferentes granos.







Ahora están peor que al principio!! Voy a pulirlos para recuperar la transparencia.



Para proteger los faros, aplico un protector especial.



Las escamas han desaparecido y los faros han recuperado la transparencia, pero el coche se ha quedado bastante sucio!!





Y una vez todo seco y algo más limpio, ya se aprecia el resultado.





Hasta la próxima!!

viernes, 13 de julio de 2018

Pintado de llantas.

Hoy pinto las llantas de un clásico del 1992.

Tienen un color gris opaco y como es normal, algunas marcas del paso de los años.

Aquí están:




Tras unos cuantos lavados por la parte interna, que tenían acumulo de suciedad de 26 años, y un buen lavado por la parte externa, empiezo el lijado completo para disimular marcas y prepararlas para la pintura nueva, así como masilla para lo más deteriorado.


Lijando y masillando:






Preparadas para la pintura:




Primero unas manos de imprimación:



Luego varias capas de color:




Y para acabar y proteger, dos manos de barniz 2K:




 Ahora a reposar unas horas todas juntas:


Y después de destaparlas, ya están listas:






Ya solo queda montarlas en su coche. ¿Qué modelo será?.

martes, 2 de mayo de 2017

Restaurar llantas Volkswagen

Aprovechando unos días de fiesta, me he puesto con un trabajo pendiente de hacía ya tiempo: recuperar estas bonitas llantas de un Volkswagen Polo GT.
El coche se compró de segunda mano y las llantas están un poco machacadas por los bordillos.
Vamos a verlas:

 

 
Tras desmontarlas y sacar las tapas de los bujes, empezamos lijándolas enteras para que la pintura agarre mejor y a su vez, podamos disimular los defectos más leves.
En proceso de lijado:



Ahora para disimular los mordiscos más grandes, mezclamos un poco de masilla de aluminio:




Una vez seca la masilla, se tiene que lijar y afinar las zonas para igualarlas al resto de la llanta.



Ahora, bien limpias, las preparamos para la sesión de pintura:




Primero se pintan con aparejo que hace de imprimación y las deja bien finas y preparadas para la pintura:





Elegí un color aluminio grueso que creo que le sentará muy bien a estas llantas. Después de varias manos finas de pintura, ya se ve cómo van a quedar:






Y para acabar, un par de capas de barniz 2K satinado para protegerlas y darles un buen acabado.











Una vez han secado bien, se destapan y se limpian las gomas. Luego las montamos de nuevo y ya las tenemos listas y bien bonitas. Un trabajo largo y costoso, pero ha valido la pena!!
Aquí ya montadas de nuevo:











Y para este trabajo, quiero agradecer la ayuda prestada por mi padre, que siempre que se lo pido está dispuesto a trabajar conmigo y hace el proceso más ameno.